domingo, junio 01, 2008

La primera vez

Algunos nos quejamos por que la primera vez que hacemos algo, no siempre resulta exitososo del todo, salvo algunas excepciones. Muchos tuvimos cantidad de problemas instalando nuestro sistema operativo por primera vez o configurando un dispositivo .Recuerdo que cuando instalé Debian, aún cuando leí la guía de instalación como 20 veces, no me fué posible configurar correctamente el sistema X-Window; después como era de esperarse pude hacerlo sin inconvenientes. He oído de casi todos los usuarios de Linux que conozco, que la primera vez que compilan el kernel, nunca queda bien realizado el proceso. Siempre existe algún componente que se olvida activar o simplemente se ovbia algunos de los pasos para generar la imagen final. En fin puedo seguir mencionando muchas otras situaciones, en las cuales la primera vez, por lo regular siempre fallamos. Y aunque es frustrante, es algo natural, no sólo en cuestiones de índole informático, ni más falataba. Veamos típicas situaciones:



A quién no se le ha quemado la carne o el arroz, o cualquier otra comida, la primera vez que intentó cocinar ? Creo que eso es algo que nos ha pasado a todos (sobre todo los hombres, sin ánimo de ofender ni ser sexista). O aún mejor, quién a tenido éxito con su primera novia o novio ? . Las primeras veces, siempre cometemos algún error o no sabemos cómo manejar ciertas situaciones.
Y es precisamente, esa primera vez la que nos proporciona experiencia y nos permite fortalecer muchos aspectos de nuestra vida. En particular, como usuario de Software Libre, la primera vez el choque es muy fuerte, pero después la cuestión se vuelve tan emocionante, que uno dice: Valió la pena el golpe !. Puede que esta no sea la experiencia de algunos, pero por lo que sé, es lo que la gran mayoría manifiesta.

Esto que escribo aquí no es algo nuevo, más sin embargo lo escribo, porque desde algún tiempo estaba inmerso en una rutina que no me permitía ir más allá. Sin embargo, ahora me enfrento a nuevas cosas, a nuevas experiencias, en las que no quiero fracasar, aunque pueda cometer errores, espero aprovecharlos mejor y por qué no reiniciar procesos que quedaron olvidados. La experiencia es la clave, escuché alguna vez; sin embargo creo que más que la experiencia, es saber aprovechar las oportunidades y los errores. Bien dice el dicho: "El inteligente aprende de sus errores, el sabio aprende de los errores de los demás".

4 comentarios:

Camilo Nova dijo...

Juan, interesante reflexion, enlazamos desde http://axiacore.com/blog

jpromerobx dijo...

Pacho gracias por el enlace y el comentario. Realmente, pienso que es muy importante aprovechar las oportunidades y no tener miedo al fracaso y que de los errores debemos aprender.

fpinzon dijo...

Si Juan... tal como usted lo dice... Y hace falta untarse las manos para darse cuenta como son las cosas. Conocer las ventajas, desventajas, las mañas, etc.

Es muy fácil pensar como gerente, el simple hecho de si funciona me quedo con esto, pero hace falta hacerlo uno mismo y hacerlo por primera vez para sentir esa satisfacción de saber que existen soluciones y uno las conoce.

Y algo muy importante y que yo practico muy poco, y pienso empezar a hacerlo frecuentemente es: "Compartir las experiencias", tal como lo hace Camilin en el blog de Axiacore. Como lo dice al final, el sabio aprende de los errores de los demás.

Deybi Castro dijo...

hola, soy Deybi de Rep. Dominicana excelente blog muy interesante me gusta mucho, te invito a visitar el mio http://www.dacc.tk/